Parapente o paraglider

¿Qué es el Parapente?

El parapente es la forma más sencilla y emocionante de volar. Ademas, también es el aparato volador más ligero que existe. El equipo completo de vuelo puede estar alrededor de los 20 kg. Para despegar y posteriormente aterrizar se hace con los pies. Se utiliza un planeador dirigible, semirígido y muy ligero que se maneja fácilmente.

El funcionamiento de este planeador es sencillo: El aire entra por la parte delantera e infla el interior de las dos telas, superior e inferior. La tela del planeador actúa de forma similar al ala de un avión, empujando hacia arriba y permitiendo mantener el vuelo.

El parapente va unido mediante finas pero muy resistentes cuerdas a un arnés. En dicho arnés se encuentra una silla donde va el piloto cómodamente sentado. El piloto dispone de un mando en cada mano, que al accionar la parte trasera de cada semi-ala, le permite variar la trayectoria de vuelo.

Debido a las altas prestaciones de los actuales parapentes, ya no se necesitan pronunciadas pendientes para despegar. Basta con una ladera enfrentada al viento que debe tener al menos una intensidad entre 10 a 25 k/h mínimo y un máximo de 50 kilómetros/hora. El fácil manejo y la accesibilidad a la zona de vuelo hace que sea uno de los deportes aéreos más accesibles y populares.

Siempre se debe aprender a volar en una buena escuela. Posteriormente, se puede ir mejorando con los conocimientos propios de la practica y la habilidad en el aire, además de utilizar el equipo más adecuado a cada persona.

Historia del Parapente

En 1952, Domina Jalbert un paracaidista experimentado hizo un avance en el equipo de paracaídas que estaba usando. Logro mejorar la gobernabilidad del mismo y aumentar el rendimiento del deslizamiento lateral con controles y multiceldas.

Walter Neumark en 1954, comento en un artículo en la revista Flight, que:

“en pocos años un piloto de paracaidas sería capaz de lanzarse corriendo por el borde de un acantilado o por una ladera … ya sea en una escalada en roca en Skye o esquiar en los Alpes “.

El ingeniero francés Pierre Lemoigne en 1961, produjo diseños de paracaídas mejorados que llevaron al Para-Commander. El Para-Comander tenía recortes en la parte trasera. Tambien, a los costados que permitían controlarlo y orientarlo en el aire. Con esto se lograria un efecto parasailing / parascending.

La canadiense Domina Jalbert inventó el Parafoil, que tenía células seccionadas que formaban un perfil aerodinámico. Esto era basicamente un borde de ataque abierto y un borde de fuga cerrado, que se inflaban por el paso por el aire, el diseño se llamo ram-air. Presentó la patente estadounidense 3131894 el 10 de enero de 1963.

Casi al mismo tiempo, David Barish estaba desarrollando el “sail wing” para la recuperación de las cápsulas espaciales de la NASA.

“el aumento de la pendiente era una forma de probar … el sail wing”.

El autor Walter Neumark escribió “Operating Procedures for Ascending Parachutes“. El, junto con un grupo de entusiastas y apasionados por el lanzamiento de remolque de paracaídas, finalmente se separaron de la Asociación británica de paracaidistas.  Posteriormente, formaron la British Association of Parascending Clubs (BAPC) en 1973. Los autores Patrick Gilligan (Canadá) y Bertrand Dubuis (Suiza) escribieron el primer manual de vuelo oficial. Este manual fue: “The Paragliding Manual” en 1985, acuñando oficialmente la palabra parapente por primera vez.

Estos desarrollos fueron combinados. En junio de 1978 por tres amigos, Jean-Claude Bétemps, André Bohn y Gérard Bosson, de Mieussy, Haute-Savoie, Francia. Que después de la inspiración al leer un artículo sobre la elevación de la ladera escrito por el paracaidista Dan Poynter en la revista Parachute Manual, estimaron que en una pendiente adecuada, un paracaídas de ram-air podría inflarse corriendo por la pendiente. Bétemps se lanzó desde Pointe du Pertuiset, Mieussy, y voló 100 m. Luego, Bohn lo siguió y se deslizó hacia un campo  de fútbol a 1000 metros. Asi, de esta forma nace el Parapente, del frances “pente” que significa pendiente.

Partes del Parapente

Ala/Wing (also called the canopy or sail)

Borde de ataque (parte frontal del ala).

Borde de fuga o borde de salida (es la parte posterior del ala).

Intradós (superficie superior del ala).

Intradós o (superficie inferior del ala).

Cajon o celda (cada uno de los segmentos en que está dividida el ala).

Costillas (cada una de las divisiones que tiene el ala para lograr su estructura. Las costillas son las que le dan el perfil aerodinámico al ala).

Alvéolos (agujeros hechos en las costillas para permitir la circulación uniforme del aire dentro del ala y así estabilizar la presión dentro de la misma).

Bocas o válvulas (son la entrada de aire de cada uno de los cajones).

Bandas (es donde se unen todos los cordines de cada lado del ala).

Frenos (son los comandos que están atados al borde de salida del ala y que sirven para controlar el parapente).

Suspentes o cordines/Lines and risers (son las cuerdas que unen el ala con las bandas).

Silla o arnés/Harness (es donde va el piltoto).

Speed bar

Paracaidas de Reserva/Reserve parachute

Casco/Helmet

Tipos de Parapente

Parapentes CLASE A

Se usa este tipo de alas para enseñar a volar a los alumnos. Un parapente clase A es un parapente apto “para todos los públicos”…  incluso para alumnos de un curso de parapente. Eso no significa que solamente pueda ser volado por alumnos, o que solo sirva para enseñar a volar, sino que significa que también son aptos para enseñar a volar.

Los parapentes clase A modernos tienen unas estupendas prestaciones y maniobrabilidad que los hacen ideales para ser tu primer parapente. Te permitirá progresar de forma segura, cometiendo errores al principio, pero sin graves consecuencias. Cuando le hayas metido horas y horas de vuelo en térmica, o incluso hayas hecho ya tus primeros vuelos de distancia, o le tires ya a hacer espirales fuertes, o incluso  algo de acrobacia, si es lo que te gusta, entonces estarás listo para pasar a un parapente con más prestaciones y más exigente en pilotaje.

Hay mucho que puedes hacer con un parapente clase A moderno, antes de que pienses en otra clase.

Algunos fabricantes de parapente tienen dos modelos diferentes homologados en clase A: uno muy fácil, destinado a escuelas y a alumnos, y otro con mejores prestaciones, destinado a ser el primer parapente después de los cursos.

La gran mayoría de los fabricantes cuentan con un único modelo A. Tratan de ofrecer las mejores prestaciones que pueden conseguir. Para mantener el mismo nivel de seguridad durante el vuelo, y que te sirvan tanto para aprender como a progresar.

Parapentes CLASE B-

Los fabricantes de parapentes se dedican a fabricar parapentes… y a venderlos. Eso es su negocio.

Ellos saben lo que los pilotos quieren. Por eso, saben que muchos no quieren volar parapentes clase A. Al menos quieren tener un parapente clase B. Pero por eso mismo también saben que muchos de esos pilotos no quieren un parapente difícil de volar. Para esos pilotos, los fabricantes diseñan los parapentes homologados EN-B, pero que catalogan de “fáciles”, en diferencia de los “B alto” que veremos luego.

Estos parapentes clase B”faciles” son aptos como primer parapente. Son un poquito más difíciles de pilotar que los clase A, pero la gran mayoría mantienen el nivel de seguridad A en todas las maniobras e incidencias en vuelo. Esto excepto en la plegada asimétrica acelerada. Así que la reacción del ala se vuelve más rápida y agresiva, con giros más rápidos y ángulos de cabeceo más elevados. Entonces podemos deducir que, mientras no estés usando el pedal del acelerador, estarás pilotando un clase A.

Las prestaciones en vuelo de este tipo de alas mejoran un poquito también respecto a los modelos clase A. Pero hay que aclarar que hay de todo. Puedes encontrar parapentes clase B “malotes” que vuelen peor que algunos clase A “buenos”. En cualquier caso, tampoco esperes encontrar diferencias abismales entre ambos modelos.

Parapentes CLASE B+

Como dije antes, los fabricantes de parapente venden parapentes, y buscan satisfacer al mayor número de clientes posible. Gran parte de esos clientes son pilotos de parapente con experiencia, algunos incluso con mucha experiencia, que quieren volar parapentes con buenas prestaciones de vuelo, pero que no sean muy difíciles de pilotar.

Para estos pilotos se diseñaron los parapentes clase B+. Debido a que son parapentes con muy buenas prestaciones pero con exigencias a la hora de pilotarlos, les pusieron el apellido de “Altos”. O cualquier otro nombre similar. Esto, para diferenciarlos de la categoría B pura y dura. Es importante esta diferenciación, ya que en ocasiones algunos modelos están al borde mismo de la categoría C. Tanto en sus prestaciones como en la exigencia de pilotaje.

Esta clase de parapentes no es apta para principiantes. Esto quiere decir que tampoco debe ser tu primer parapente. Tanto así que la mayoría de fabricantes aconsejan esta categoría de parapentes solo para pilotos con experiencia. Esos pilotos con suficiente experiencia que quieren ir un poco más allá.

También podemos incluir pilotos con mucha experiencia pero que ya no vuelan tantas horas y quieren estar más relajados, pero manteniendo un buen nivel de prestaciones en vuelo.

Parapentes CLASE C

Requieren un pilotaje exigente y están dirigidas a pilotos que vuelen un mínimo de 100 hs. al año. Su rendimiento es alto, pero también es alto el nivel que requiere el piloto para poder volarlas dentro de unos márgenes seguros. Esta diseñado para pilotos con mas de 250h de vuelo.

En realidad muchos de los pilotos, no necesitan de este tipo de modelo. Aunque las prestaciones son mayores, debes evaluar bien cuales tu objetivo al volar: diversión, esparcimiento o algo mas.

Parapentes CLASE D

Sin mucho que agregar este tipo de parapente es avanzado. Esta dirigido a pilotos expertos con más de 200 hs. de vuelo al año y posiblemente 500 horas probadas totales. Claro todo lo anterior depende de las habilidades del piloto, pero es importante aclarar que cuando te encuentras en las alturas difícilmente puedas sujetarte de algo que no sea tu parapente. Si no estas en capacidad de maniobrarlo adecuadamente pones en riesgo algo más que el equipo.

Parapentes de Competición

Como su nombre indica, dirigida exclusivamente a pilotos de competición con un gran número de hs. de vuelo anuales y un pilotaje acreditado. Su rendimiento es superior a las demás, pero el piloto debe ser consciente que sus reacciones, ante condiciones de vuelo duras, serán muy violentas y requerirán de una acertada intervención para regresar a un vuelo normal. Definitivamente no perdonan bien errores de pilotaje.

Características del Parapente

La descripcion más exacta de un parapente se puede realizar describiendo sus características. Por eso, podemos decir que un parapente es un aerodeslizador ultraliviano, que consta de un ala de estructura no rígida o blanda.

El parapente esta construido de tela sintética que se denomina vela o velamen. Adquiere su perfil o forma debido a las presiones que ejerce el aire en el interior de las celdas.

El aire que entra por las válvulas ejerce la fuerza que sustenta al parepente. Esto forma los cajones que se interconectan a través de los alvéolos.

La vela se une con el arnés o silla por medio de finas cuerdas de material también sintético y muy resistente. Estas cuerdas fabricadas en Kevlar o dyneema, tambien son llamadas suspentes o cordines.

En el lugar donde terminan las cuerdas se encuentra una ramificación que normalmente se agrupa en juegos de dos, tres, cuatro y hasta cinco correas por cada lado se llaman bandas. Dichas bandas se diferencian entre ellas como A, B, C, y así sucesivamente, siempre comenzando por las delanteras.

Estas a su vez, se unifican en dos anclajes, izquierdo y derecho, que se unen finalmente al arnés por medio de un par de mosquetones.

El ala es totalmente flexible porque no tiene partes rígidas, por lo que se puede meter en el maletero de un automóvil. El peso de todo el equipo, suele rondar los 25 a 30 kg, aunque hay equipos para montaña con una masa aproximada de unos 8 Kg.

Parapente con motor

Es la modalidad en la cual se adiciona un motor a la aeronave. Ya en este caso deja de ser vuelo libre al tener propulsión.

El motor va ubicado en la espalda del piloto, quien gobierna su aceleración a través de un mando a distancia que lleva atado a una de las manos.

Existen diferencias entre esta modalidad y la del vuelo libre, principalmente en el despegue y vuelo a motor. Cuando el motor queda en baja o apagado, la aeronave queda bajo los principios del vuelo libre.

El parapente utilizado puede ser el mismo que se utiliza para vuelo libre (sin motor). Aunque cada vez más las fábricas apuntan a velas especiales para el vuelo motorizado. Esto para mejorar los refuerzos e incluso sus características. Un ejemplo de esto es el caso de los parapentes con perfiles ‘reflex’. La vela generalmente es de origen europeo, coreano, israelí o brasileño.

Paramotor
Paramotor

Existen varios tipos de vela según las características y habilidades del piloto y siempre se debe utilizar una talla de vela adecuada al peso del piloto y/o acompañante más todo el equipo.

Una variante del paramotor es el Paratrike, que es lo mismo pero con un pequeño tren rodante (generalmente de 3 ruedas) que le permite despegues con mayor peso, así como aterrizajes a mayor velocidad.

Formas de vuelo en Parapente

Vuelo en ladera

Es el que se realiza dentro de la corriente ascendente originada por el desvío del aire hacia arriba producto de un obstáculo en el terreno lo suficientemente ancho como para que el viento ascienda y no lo rodee. A este tipo de ascendencia del aire se le denomina “ascendencia dinámica”. Esta corriente está ubicada en la ladera que se encuentra a barlovento de la montaña y el piloto debe hacer giros en ocho para poder mantenerse en la misma. Si se aleja de la loma perderá la ascendencia, por lo que tendrá que regresar nuevamente para poder mantenerse en el aire, a menos que logre encontrar una “corriente térmica”.

Vuelo en térmicas

Se realiza aprovechando las corrientes ascendentes que se generan debido a la convección. Esta ascendencia está originada por el calentamiento de una masa de aire que está en contacto con el suelo, el cual ha sido calentado previamente por el sol. El aire al calentarse disminuye su densidad y comienza a ascender por diferencia de densidades con relación a la masa de aire que le rodea.

El intercambio de calor entre estas dos masas de aire puede considerarse un proceso adiabático, ya que es mínimo, por esta razón la masa de aire llega a alcanzar grandes alturas. Este fenómeno se comienza a manifestar como pequeñas “burbujas” de aire ascendente en horas de la mañana; pero ya al medio día y en horas de la tarde, cuando el sol ha calentado suficiente, puede llegar a convertirse en verdaderas corrientes continuas muy fuertes. Cuando un piloto se encuentra con una de estas corrientes y desea ascender, comienza a girar dentro de ella, ganando así altura hasta que la misma se debilite.

Vuelo por arrastre

En este tipo de vuelo la primera fase es la que lo define ya que el despegue no se realiza desde una loma como es usual, sino que se realiza por la tracción de la aeronave mediante el uso de una cuerda y un equipo en tierra. El equipo en tierra puede ser un automóvil con un torno debobinador, el cual va liberando la cuerda a medida que avanza el automóvil.

Para este tipo de arrastre se comienza con una longitud mínima de la cuerda y la misma se va liberando a lo largo del ascenso. Por otra parte el equipo en tierra podría ser un torno fijo. Para despegar con el torno fijo se extiende toda la cuerda en el terreno y cuando se acciona el torno este comienza a recoger la cuerda y así tira del parapente. En cualquier caso se debe tratar que el ascenso no sea muy brusco ya que podría causar daños al parapente o suceder un accidente.
Luego que ya el piloto está en vuelo puede aprovechar las corrientes ascendentes térmicas o dinámicas según tenga a su disposición, o ambas.

Principales diferencian entre el Parapente y el Paracaidas

A decir verdad  la única similitud entre estos dos deportes extremos aéreos seria que, tanto el equipo de protección como el equipo de vuelo son paracaídas.

El paracaidismo es un deporte aéreo en el cual se salta desde un avión. Esto se realiza desde una altura determinada y se considera un deporte de rendimiento. Lo anterior, porque los artistas aéreos pueden llegar a formar figuras en grupo. El parapente es más evolucionado hacia una  practica individual que puede ser por placer o competencia que por lo general requiere de mayores conocimientos aeronauticos.

En el parapente se considera que hay algunas ventajas. Al tener más control de vuelo y el mismo ser más largo, se puede observar de mejor manera el paisaje sobre el cual se vuela. También se puede controlar en el 70% de los casos, donde y cuando aterrizar. Otra ventaja de este, es que no se requiere un avión para realizar este deporte. Solo se requiere un lugar lo suficientemente alto, ya sea un edificio, una colina o acantilado. El lugar solo debe tener suficiente superficie para correr y viento en contra para desplegar el ala y comenzar la travesía.

En cambio en el paracaidismo no hay que fijarse tan a detalle en los aspectos meteorológicos. El paracaidista se puede concentrar completamente en el salto. Tambien se puede llegar a una altura mucho mayor al parapente, en ocasiones se puede llegar a los 14.000 pies de altura encima del nivel del mar. Sin mencionar que la caída libre antes de abrir el paracaídas es una experiencia única.

La diferencia esencial es el uso al cual está destinado. El parapente es para salir a volar desde una montaña, o remolcado con un cable. Volar tanto rato y tan lejos como sea posible. El paracaídas es para abrirlo después de un rato de caída libre y bajar lo más rápidamente posible. Esta diferencia esencial basada en el uso es lo que ha hecho que: desde un origen común, el parapente y el paracaídas hayan evolucionado hasta convertirse en aparatos completamente diferentes.

Si intentásemos abrir un parapente para detener una caída libre se reventaría. Por otra parte, un paracaídas no nos permitirá hacer los vuelos que se pueden hacer con un parapente. Esto, ya que si un parapente tiene una relación de planeo de 7:1 (avanza siete metros por cada metro que cae), los paracaídas a duras penas llegan a 3:1.

Principio de vuelo

El principio de vuelo del parapente es aerodinámico, el mismo que el de un avión o el de los planeadores. Vuela gracias a la fuerza de sustentación que se crea al circular el aire alrededor del perfil del ala.

La vela del parapente, cuando está inflada, adquiere la misma forma que el ala de un avión. Esto le permite obtener la fuerza de sustentación como resultado de la diferencia de presiones que se crean entre el extradós y el intradós.

Esto se explica con la ecuación de Bernoulli. Esta plantea que existe entre la presión y la velocidad de las partículas en un fluido.

Ecuacion de Bernoulli.JPG
Ecuación de Bernoulli
  • V = velocidad del fluido en la sección considerada.
  • g = aceleración gravitatoria.
  • z = altura en la dirección de la gravedad desde una cota de referencia.
  • P = presión a lo largo de la línea de corriente.
  • ρ = densidad del fluido.
  • K = Constante para cada fluido.

Los filetes de aire al circular a mayor velocidad por la parte superior (extradós) crean una zona de bajas presiones, generando así un efecto de succión que representa 2/3 del total de la fuerza de sustentación. La presión en el intradós es mayor que en el extradós, por lo que se crea un efecto de empuje que representa 1/3 de la fuerza de sustentación.

Reglas del Parapente

Reglas de tránsito aéreo. Maniobras anticolisión

  1. Cuando dos aeronaves se aproximen de frente o casi de frente, ambas aeronaves alterarán su rumbo hacia su derecha. Esto, con suficiente antelación como para dejar amplio espacio entre ambas.
  2. En vuelo de montaña tiene preferencia de paso la aeronave que tenga la ladera a su derecha. La Aeronave que tiene la ladera a su izquierda debe liberar el paso desviándose a su derecha con la suficiente antelación como para dejar amplio espacio de paso.
  3. No se debe adelantar a otra Aeronave por los lados si se está a su misma altura y dentro de su área de maniobra.
  4. Entre dos Aeronaves volando a diferente altura, tiene preferencia la que vuele más bajo.
  5. Dentro de una térmica o al incorporarse a una térmica se debe seguir el sentido impuesto por el piloto que hubiera entrado primero, independientemente de la altura a la que se ingrese, a menos que exista un sentido de giro prefijado en la zona. Si fuese necesario se esperará fuera de la térmica hasta que quien ya estaba girando gane altura y luego se entrará en la térmica.
  6. En caso de trayectorias laterales convergentes, tiene preferencia la aeronave más lenta o de menos margen de maniobra. El orden de preferencia entre aeronaves es: Globo, Paracaídas, Parapente, Aladelta, Planeador, Paramotor, Trike, Aviones a motor.

Del Piloto

  1. Está prohibido el vuelo del alumno sin la guía de un instructor reconocido por la FAVL.
  2. Todo piloto es responsable de volar dentro de las condiciones que lo habilita su licencia.
  3. Está prohibido el vuelo en condiciones meteorológicas que hagan peligroso el despegue, el aterrizaje o el vuelo.
  4. Todo piloto debe conocer y acatar las Reglas de Tránsito Aéreo, el Reglamento General de la FAVL y las Normas Particulares del lugar de vuelo. Se considera una falta ética grave, volar como visitante sin tomar contacto con los pilotos locales.
  5. Es responsable de cuidar de su propia seguridad y de no poner en riesgo la integridad o las propiedades de los otros pilotos o de terceros. Debe evitar el vuelo en caso de enfermedad o lesión que pueda afectar su capacidad para dirigir el parapente en forma segura .
  6. El piloto es responsable en todo momento de evitar colisiones tanto en el despegue, aterrizaje y trayecto de vuelo.
  7. Todos los pilotos darán estricto cumplimiento a la regla “ver y evitar” sin perjuicio de las reglas de circulación que más adelante se establecen.
  8. Está prohibido el vuelo bajo efecto de estimulantes o psicotrópicos, como alcohol o drogas.
  9. Las maniobras acrobáticas no autorizadas o los vuelos rasantes en el despegue o el aterrizaje están prohibidos.
  10. El vuelo dentro de las nubes está prohibido. Se define al vuelo dentro de las nubes de la siguiente manera: cuando todo o una parte del conjunto ala-piloto deja de ser visible para el resto de los pilotos.
  11. Para la realización de vuelos biplaza es obligatorio poseer un seguro de accidentes personales y/o de responsabilidad civil por los hechos causados en ocasión del vuelo en parapente.

Del Equipo de vuelo

De uso obligatorio:

  1. Casco de vuelo libre, homologados por la norma europea EN966 u otras equivalentes. Son admitidos también los cascos permita el Comité Internacional de Vuelo Libre CIVL de la Federación Aeronáutica Internacional.
  2. Parapente homologado según normas AFNOR – DHV / LTF o EN.
  3. Silla de vuelo con protección dorsal mínima de 7 cm.
  4. Paracaídas de emergencia adecuado al peso del piloto.
  5. Radio VHF en frecuencia autorizada por la CNC para el vuelo libre.
  6. Protección ocular.
  7. En caso de existir restricciones de altura en la zona de vuelo, será obligatorio el uso de Altímetro.

De uso recomendado:

  1. Botas con protección para el tobillo.
  2. Vestimenta y equipamiento adecuado: mono de vuelo y guantes.
  3. Sistema de Posicionamiento Global que brinde información sobre posición y altitud.

Accesorios de uso recomendado para vuelos de distancia o de montaña:

  1. Mapas de la zona a sobrevolar.
  2. Brújula.
  3. Alti-vario.
  4. Teléfono celular encendido.
  5. Bengala de emergencia.
  6. Agua y alimentos.
  7. Baterías de repuesto para la emisora.

Mantenimiento del parapente

  1. Es obligatorio seguir las normas de mantenimiento especificadas por el fabricante del parapente, especialmente en lo que respecta a la verificación de la longitud y resistencia del suspente.
  2. Toda reparación deberá efectuarse siguiendo las reglas del fabricante y en los talleres reconocidos por la FAVL.
  3. Se recomienda que todo parapente de más de 5 años de antigüedad o más de 100 horas de uso, cuente con un chequeo anual efectuado por un taller reconocido por la FAVL

Mantenimiento del paracaídas de emergencia.

  1. Es recomendable el plegado del paracaídas de emergencia al menos una vez al año (mejor aún cada 6 meses). En cualquier caso, es obligatorio realizarlo en los plazos fijados por el fabricante.
  2. Los pilotos respetarán el plazo de vida útil asignado por el fabricante a los paracaídas o el que resulte de los test a que fuera sometido.

Chequeo Pre-Vuelo

Antes de iniciar el vuelo. El piloto constatará la integridad de su equipo de vuelo y verificará la lista de chequeo que se establece en el punto siguiente.

Lista de chequeo pre-vuelo:

  1. Revisar integridad del parapente
  2. Revisar integridad de la silla
  3. Asa del paracaídas, trabada.
  4. Chequear integridad del suelte en caso de remolque
  5. Revisar perneras
  6. Comprueba ventrales
  7. Revisar bandas y mosquetones cerrados
  8. Verifica el funcionamiento de los Comandos.
  9. Casco trabado.
  10. Radio Encendida. Frecuencia y volumen ajustado.

Recomendaciones de vuelo.

  1. En aproximación para aterrizar, sobrevolar cualquier obstáculo (líneas eléctricas, casas, árboles…) a una altura mínima de 50 m.
  2. Ser precavido y no despegar si el viento supera el 50% de la velocidad máxima absoluta del parapente.
  3. No despegar si el viento se desvía más de 45º de la dirección de despegue.
  4. Evitar en todos los casos volar fuera de los límites de carga alar recomendados por el fabricante.
  5. Preferiblemente no volar en aerología turbulenta.
  6. No despegar con viento de cola.
  7. Nunca sobrevolar zonas de despegue a menos de 50 m. si hay otras velas desplegadas.
  8. No volar solo. En caso de partir a volar solo, advertir del vuelo al club o escuela de la zona, con el lugar de despegue y el recorrido a efectuar.
  9. Siempre que resulte posible. Los pilotos aterrizarán cumpliendo el circuito de tránsito y efectuando la destrucción de altura a barlovento del aterrizaje. Esto, salvo que las reglas locales indicaren otro procedimiento.

Prohibiciones de vuelo

  1. Dentro del área de seguridad de aeropuertos, aeródromos, pasillos aéreos y zonas restringidas de vuelo.
  2. Si existe prohibición expresa de los propietarios del despegue, de aterrizaje o de las autoridades.
  3. Si la zona de aterrizaje está cubierta de niebla.
  4. El vuelo con una mayor cantidad de personas que las que permite la homologación del parapente.

Imágenes de parapentes

Marcas de Parapentes

Ozone